Yasuo, el Imperdonable

Por RiotSaori

Yasuo se encamina hacia una victoria solemne, fortalecido por la fuerza bruta del viento que lo lleva a elevar aún más sus habilidades innatas con la espada. Alguna vez fue miembro de la escuela marcial jonia y es el único de sus estudiantes que ha sido capaz de dominar la legendaria técnica del viento. Ahora Yasuo tiene una vida complicada y vaga por toda Runaterra en busca del asesino verdadero del anciano jonio al que había jurado proteger.

Habilidades

Pasiva: Camino del Vagabundo

  • Decisión: La probabilidad de impacto crítico de Yasuo se multiplica por dos.
  • Resolución: Yasuo acumula Flujo cuando se mueve; a mayor velocidad de movimiento, más Flujo. Cuando está a tope, obtiene un escudo tras recibir daño de un campeón o monstruo.

Q: Tempestad de Acero

Yasuo se lanza hacia adelante en línea recta, dañando a todos los enemigos a los que alcanza. Los impactos de Tempestad de Acero le otorgan acumulaciones de Tormenta Inminente durante un breve período de tiempo. La tercera acumulación de Tormenta Inminente provoca que Tempestad de Acero inicie un remolino que se desplaza en línea recta y lanza por los aires a los rivales contra los que impacta. Si Yasuo utiliza Tempestad de Acero durante Hoja al Viento, golpea con ella a todos los enemigos circundantes.


W: Muro de Viento

  • Pasiva: El Flujo de Yasuo se llena más rápido cuando se desplaza a velocidad.
  • Activa: Yasuo crea un muro de viento que avanza lentamente durante unos segundos. El muro bloquea todos los proyectiles enemigos.

E: Hoja al Viento

Yasuo se desplaza a velocidad por una distancia fija a través de un enemigo, infligiéndole daño y marcándolo brevemente. Si utiliza Hoja al Viento varias veces seguidas, en cada ocasión causará algo más de daño que la anterior, hasta un límite. Yasuo no puede usar Hoja al Viento en un objetivo que ya esté marcado.


R: Último Aliento

Yasuo se teletransporta a un rival cercano que esté por los aires, y lo mantiene por los aires junto al resto de los enemigos circundantes mientras los daña. En cuanto aterriza, Yasuo obtiene una considerable penetración de armadura adicional contra la armadura adicional de su enemigo durante un largo período de tiempo.

Estilo de juego

Yasuo es un luchador de daño sostenido de gran movilidad y utilidad, además un enorme potencial de daño que va aumentando mientras sigue vivo en el combate. A cambio de esto, Yasuo inflige poco daño en el juego temprano.

Carril Central

La fragilidad de Yasuo durante el juego temprano lo convierte en un campeón más adecuado para el carril más corto de la Grieta del Invocador: el central. Ahí puede recolectar oro sin exponerse demasiado, lo que le permite concentrarse en acumular el oro y la experiencia necesarios para construir los objetos que lo lleven a dominar su carril. Pero a pesar de que Yasuo se encuentre más débil que nunca en las etapas iniciales de la partida, aun así posee suficiente fuerza y movilidad como para poder sorprender a sus rivales. Yasuo puede utilizar Tempestad de Acero para rematar súbditos desde una distancia relativamente segura, y si necesita obtener oro de la última línea de súbditos puede hacerlo encadenando varias Hojas al Viento seguidas que lo impulsan de aquí para allá, mientras el escudo del Camino del Vagabundo absorbe parte del inevitable daño que se reciba. Además, Hoja al Viento resulta muy útil para escapar de emboscadas enemigas: si está atrapado entre los súbditos a melé y a distancia enemigos, puede utilizarla para lanzarse hacia atrás en dirección a su propia torreta y evitar así casi todos los ataques de los junglas más persistentes.

Y cuando los vientos soplen en otra dirección, una sincronización adecuada convierte a Yasuo en un cómplice mortal en las emboscadas de su equipo. Es muy sencillo para Yasuo iniciar un combate lanzando a su rival por los aires usando Tormenta Inminente, si es que cuenta con las suficientes acumulaciones de Tempestad de Acero. Tras lo cual, puede terminar el trabajo con Hoja al Viento. La bonificación de impacto crítico que otorga Camino del Vagabundo aumenta el daño de Yasuo, y si además ha desbloqueado Último Aliento, el daño adicional y el control de adversario que éste proporciona incrementan drásticamente las posibilidades de obtener asesinatos.

Combates en equipo

Yasuo es un monstruo en el combate a melé cuyo daño no deja de aumentar entre más duren los combates en equipo, por lo que su principal prioridad descansa en acumular Tormenta Inminente mientras resiste la embestida inicial enemiga. Y es aquí donde Muro de Viento es más útil. Al colocar el muro entre la vanguardia y la retaguardia enemigas, Yasuo puede lanzarse contra los tanques y luchadores menos amenazantes, generar acumulaciones de Tormenta Inminente y usar Tempestad de Acero a su antojo. Una vez obtenidas las tres, Yasuo emplea repetidamente Hoja al Viento para atravesar a todos los rivales y posicionarse en un flanco o en la retaguardia de los enemigos más frágiles. Una Tempestad de Acero final los alza por el aire, para desbloquear Último Aliento, una habilidad letal contra todos los que se encuentren en el remolino. Los enemigos que consiguen evitar el remolino no están necesariamente a salvo de Último Aliento: Yasuo puede encadenar su definitiva a cualquier otra habilidad que lance por el aire, por lo que tiene una enorme sinergia con campeones como Cho'Gath, Malphite o Zyra. En cuanto aterriza, la enorme bonificación de penetración de armadura que obtiene, junto con la de impacto crítico que proporciona Camino del Vagabundo, empequeñece hasta al más resistente de los tanques.

Historia

La historia de una espada está escrita con sangre.

Yasuo es un hombre resuelto, un espadachín ágil capaz de blandir el viento mismo para cortar de tajo a sus rivales. Sin embargo, el que había sido un guerrero orgulloso ha caído en desgracia debido a una acusación falsa que lo ha obligado a luchar desesperadamente por sobrevivir. Con el mundo entero en su contra, hará todo lo que sea necesario para llevar al culpable ante la justicia y restaurar su honor.

Yasuo fue alguna vez un pupilo brillante en una reconocida escuela jonia. Había sido el único estudiante, en toda una generación, capaz de dominar la legendaria técnica del viento. Muchos pensaban que estaba destinado a convertirse en un gran héroe. Sin embargo, su destino cambió para siempre cuando llegó la invasión noxiana. A Yasuo le fue encomendado proteger a un Anciano jonio, pero tontamente creyó que su espada sería lo único capaz cambiar el curso de la guerra y abandonó su guardia para unirse a la batalla. Cuando regresó, se encontró al Anciano asesinado.

Con la honra perdida, Yasuo se entregó voluntariamente, preparado para pagar con su vida aquel error. Sin embargo, se quedó impactado cuando supo que no sólo era acusado de negligencia sino también de asesinato. Pese a su consternación y a estar consumido por la culpa, sabía que si no hacía nada el verdadero asesino se quedaría impune. Yasuo alzó la espada contra su propia escuela y se abrió paso hasta la libertad, sabiendo que con su traición estaba volviendo a toda Jonia en su contra. Completamente solo por primera vez en su vida, emprendió la búsqueda del verdadero asesino del Anciano.

Yasuo pasó los años siguientes vagando, intentando encontrar alguna pista que lo condujera al asesino. Durante todo ese tiempo, sus antiguos aliados lo perseguían sin tregua, forzándolo constantemente a luchar o morir. Su misión lo llevó a seguir adelante, hasta que un día fue descubierto por el enemigo al que más temía: su propio hermano, Yone.

Unidos por el mismo código de honor, los dos guerreros se saludaron y desenvainaron sus espadas. Silenciosos, caminaron lentamente en círculos bajo la luz de la luna. Cuando sus espadas se encontraron, Yone no fue rival para Yasuo; con un solo rayo de acero acabó con su hermano. Yasuo soltó su arma y corrió al lado de Yone.

Embargado por la emoción, le preguntó cómo era posible que su propio hermano lo creyera culpable. Yone respondió: ''Al Anciano lo mataron con una técnica de viento. ¿Quién más podría haber sido?'' Yasuo comprendió entonces por qué lo habían acusado. Declaró su inocencia una vez más y le pidió perdón a su hermano. Las lágrimas recorrieron el rostro de Yasuo cuando vio morir a su hermano entre sus brazos.

Yasuo enterró a Yone bajo el sol naciente, pero no se quedó a llorarlo por mucho tiempo. Pronto vendrían otros más a perseguirlo. La revelación de su hermano le había proporcionado un nuevo propósito; ahora tenía la pista que necesitaba para encontrar al verdadero asesino. Realizando un juramento, reunió sus pertenencias, echó un último vistazo a la tumba de Yone, y partió con el viento a sus espaldas.


5 years ago

Etiquetado con: 
Yasuo

Contenido Relacionado