Una espada sin funda

Por Yone

¿Qué es una espada sin alguien que la empuñe? Enseñarle a matar a un espadachín es muy simple. Enseñarle a no matar es el verdadero reto.

Recuerdo cuando vi entrenar por primera vez a mi pequeño hermano Yasuo. La espada cobró vida apenas la tocó. Hubo quien llegó a compararlo con los maestros espadachines de la antigüedad. Con los años, su habilidad con la espada no hacía más que aumentar; y también su ego. Era impetuoso, era presumido. Ignoraba las lecciones de nuestro maestro y no tenía un gramo de paciencia.

Temía que mi hermano se había apartado del camino y quise a hablar con él, no para amenazarlo sino para apelar a su sentido del honor. Le di una semilla de arce, la lección más importante sobre la humildad que había en nuestra escuela… una lección que Yasuo parecía haber olvidado. Una semilla es tan sólo una semilla, pero con el tiempo uno descubre la belleza que cada semilla encierra. Yasuo tomó mi regalo y al día siguiente aceptó encargarse de un modesto puesto de guardia. Me llené de esperanza al creer que finalmente había entendido la paciencia y la virtud necesarias para ser un verdadero espadachín.

No fue así.

Hoy, Yasuo cometió un acto de traición al matar a la persona que había jurado proteger. Traicionó a su nación, a sus amigos y a sí mismo. Si no hubiera hecho yo lo que hice, me pregunto si él hubiera terminado en el camino oscuro donde hoy se encuentra. Pero mi obligación no es hacerme preguntas; mi obligación es cumplir con la pesada carga de mi deber. Mañana a primera hora saldré a capturar una espada sin funda: mi hermano Yasuo.


5 years ago


Contenido Relacionado